En el Théâtre du Vin hemos conservado nuestra alma infantil, y queremos transmitir nuestros conocimientos de forma accesible y lúdica.

Aquí, hablamos de vino con mucha sencillez, es la mejor manera de intercambiar. No importa el origen geográfico de un vino, lo que importa es que se adapte a sus gustos.

Por eso, hemos decidido de una nueva forma de clasificación de vinos, el “juego de las 7 familias”, donde los vinos se agrupan según sus características y personalidad. Que placer ver Languedoc, Rhône y Loire unidos en perfecta armonía.

Vinos espumosos

Finas, vivas o delicadas, las burbujas se invitan a nuestros momentos festivos o comidas íntimas. Son vinos refrescantes para ser disfrutados como aperitivo. También se puede saborearlos durante la comida, para sublimar nuestros platos.

¡Ahora sólo hay que descorchar el corcho!

Vinos blancos secos y minerales

Estos vinos son fáciles de beber en cualquier momento, gracias a su frescura y ligereza.

Son muy auténticos y dejan una sensación en boca sutil y fresca para algunos, mineral y seca para otros.

Vinos blancos ricos y generosos

En estos vinos no hay nada de opulencia o extravagancia, pero son elegantes y golosos. Lleno de sol y de madurez de uvas pulposas, disfrutamos de su sabores y generosidad.

Vinos rosados, frescos y afrutados

El sol, las tumbonas, las vacaciones, el ocio, los amigos… tantas cosas que nos evocan los vinos rosados. ¿Pero qué pasa con el vino?  ¿No lo estamos olvidando?

Nos gustaría demostrar que los rosados merecen algo más que un cubito de hielo en la copa.

Ya sean clásicos, brillantes, picantes u originales, ¡déjate sorprender!

Vinos tintos frescos y afrutados

Vinos ligeros y “gluglú” que se pueden beber a cualquier hora del día. Una cosa es segura, todos encontrarán el vino ideal para los pequeños momentos de la vida cotidiana.

Los vinos tintos frescos y afrutados atraen a todo el mundo, desde los 18 hasta los 97 años, aficionados o neófitos.

Vinos tintos intensos y golosos

Para los amantes de la gastronomía, estos vinos despertarán los paladares. La exuberancia de estos vinos tintos son el acompañamiento perfecto para platos generosos y para platos más elaborados.

¿Quién dijo que la gula es un pecado?

Vinos tintos ricos y tánicos

Si quiere beber vino que da una sensación de explosión en su boca, ¡lo tenemos! Hay Châteauneuf-du-Pape, Saint Estèphe, Vosne Romanée y vinos de otros paises que Francia. Disfrute de la potencia aromática y gustativa de las mejores cosechas.

Vinos dulces o licorosos

Sauternes es el más famoso, pero también se puede encontrar todo el placer de los grandes vinos dulces en otras regiones.

La intensidad de estos néctares nos embriaga con aromas de frutas exóticas, miel, especias navideñas, jaleas de frutas, pequeños dulces de caramelo… ¡Los aromas perfectos para devolverse a la infancia!